Cómo ahorrar calefacción en invierno

Se acerca el invierno y eso significa que la calefacción va a ser un elemento esencial para combatir el frío, es la temporada idónea para quedarse en casa y disfrutar de la familia, pero eso conlleva un incremento en el consumo energético. ¿Cómo se puede reducir? Aquí unos consejos:

 

Mantener una temperatura constante

Ya os comentamos una pequeña parte sobre este punto en el blog anterior de Oficinas y espacios de trabajo más saludables“. Queremos recordaros que es muy importante mantener una temperatura constante, ya que un golpe de calor podría generar como dice su nombre, un golpe de consumo. Normalmente las temperaturas que se recomiendan tener son de 19º a 21ºC y por la noche  de 15º a 17ºC.  Cuidado, esto no quiere decir que vuestro hogar tenga que tener la sensación de verano y vayáis con manga corta, es mejor ponerse un jersey antes que llevarse un susto en la factura, ¿Verdad?

Cuando tengáis que salir de casa, apagad la calefacción 10-15 minutos antes de salir, porque la temperatura seguirá estando en el ambiente hasta que te vayas. 

La mejor forma de mantener un buen ambiente y reducir el consumo es con un termostato que regule la temperatura, además, si es programable, mucho mejor para que así no haya riesgo de se abuse de la calefacción y no dejarla encendida cuando estéis fuera de casa, programarla una hora antes para que pueda estar a una buena temperatura para cuando lleguéis.

Termostato calefacción

En cuanto al horno de la cocina, si lo usáis frecuentemente, para aprovecharlo podéis dejar la puerta abierta para que el calor salga y se quede en el ambiente por el mismo gasto.

 

Mejorar el aislamiento térmico del hogar

De esto ya os hablamos un poco en el blog de “¿Cómo hacer de tu hogar una vivienda más sostenible?” pero en este blog queremos hablaros más sobre este tema.

Poner aislamiento aislamiento en vuestro hogar podría reducir el consumo de calefacción hasta en un 15%.

Aprovechad las horas luz del día, por la noche bajad las persianas y corred las cortinas para evitar que se escape el calor, si necesitáis ventilar, con 10-15 minutos es más que suficiente. 

Por cierto, las alfombras también ayudan al aislamiento del hogar, para que no haya una fuga de calor. También colocar piezas de fieltro o goma entre las rendijas que hay entre las puertas y el suelo. 

Normalmente, los pisos de obra nueva van bien equipados en cuanto a aislamientos en paredes y techos, por las fibras y espacios vacíos que acumulan aire. Si vives en un piso antiguo hay que reformar el aislamiento en ventanas, puertas y otros puntos donde pueden haber fugas de calor, a esto se le podría llamar: “Rehabilitación sostenible de edificios”

Rehabilitación sostenible de edificios

 

¿Cómo usar radiadores de calefacción?

Los que funcionan con agua es necesario purgarlos al menos una vez al año justo antes del invierno para que funcionen correctamente y sean lo más eficientes posible.

Hay muchos errores que se cometen con los radiadores que muchas veces no nos damos cuenta pero son importantes, como secar la ropa en los radiadores, esto solo aumentará el consumo de luz. Tampoco coloquéis muebles que tapen los radiadores, ya que impiden el intercambio de aire caliente-aire frío.

También es importante no derrochar energía en las habitaciones vacías, cierra con llave los radiadores para no malgastar el consumo. 

 

¿Y las calderas?

Si estáis en el momento de cambiarla, pensad en compraros una de bajo consumo, tienen una inversión mayor a las tradicionales pero a la larga vale mucho la pena. ¿Sabíais que un buen mantenimiento de la caldera puede ahorraros hasta un 15% al año en vuestra factura?

Hay que vigilar siempre que la presión de la caldera sea la adecuada, estando entre 1 y 1,5 bares de presión como máximo.

Un buen mantenimiento en la caldera es esencial y os ahorrarán muchos problemas a la larga. Además en muchas tarifas os incluyen un mantenimiento gratuito. Revisa las tarifas porque muchas veces hay equivocaciones a la hora de contratar la potencia. Elegir la tarifa que más se ajuste a vuestras necesidades y a tu consumo, os ahorrará mucho. 

A todos nos gusta darnos baños calientes en la bañera, ¿Verdad? Pero la verdad es algo que consume muchísimo… Para ahorrar lo ideal es tomarse más duchas que baños y para los peques, llenar la bañera hasta donde necesites, de este modo notarás la diferencia.

 

¿Merece la pena el suelo radiante?

El suelo radiante es una de las alternativas más eficientes que hay en el mercado. ¿En qué consiste? En un circuito de tuberías pequeñas bajo el pavimento de la vivienda.

Este método trabaja a temperaturas muy bajas, no es lo mismo tener la calefacción a temperaturas más altas que mantenerse en otras más bajas y teniendo la misma sensación. Además, no reseca el ambiente ni se producen corrientes de aire. El suelo radiante es el único sistema de calefacción recomendado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), por lo que podemos descartar que podáis tener problemas de circulación. 

 

Aerotermia

La aerotermia es una de las nuevas tecnologías que hay y es una alternativa a las calderas. ¿En qué consiste? Utiliza la energía del aire exterior para climatizar los espacios. Lo bueno es que solo se paga el consumo energético, el aire que se extrae es gratuito. 

Gracias al bajo consumo energético que produce frente al gas, el gasoil, propano… la aerotermia se ha vuelto muy popular en la mayoría de edificios de oficinas, aeropuertos, cines, clínicas…

 

En las viviendas de Quorania contamos con Aerotermia para que vuestro hogar sea lo más eficiente, respetuoso con el medio ambiente y tengáis el mejor confort posible.

 

2020-12-01T12:14:05+00:001 diciembre , 2020|