Los puentes térmicos

A menudo cuando se habla de eficiencia energética, salud y confort en el hogar aparece el término “puente térmico”. A continuación, os explicaremos qué es, los principales tipos y por qué son considerados un problema.

 

¿QUÉ ES UN PUENTE TÉRMICO?

Un puente térmico es una zona de la envolvente de un edificio con menos aislamiento en relación con las áreas adyacentes de la envolvente constructiva.

Esto significa que en esas zonas se proporciona un camino de menor resistencia (un “puente”) para que el calor se mueva y se transmita más fácilmente que en el resto de la superficie.
Esto puede suceder porque estas zonas estén hechas de un material más conductor o porque se trate
de un elemento que esté en contacto a la vez con el aire de fuera y el aire de dentro.

 

TIPOS DE PUENTES TÉRMICOS Y ELEMENTOS SUSCEPTIBLES

Hay dos tipos de puentes térmicos, geométricos y constructivos.
Los geométricos son difíciles de evitar. Son los que tienen origen en la propia geometría de la
envolvente térmica del edificio que hace aumentar la pérdida de calor en zonas específicas, incluso
cuando se mantiene el espesor y la continuidad del aislamiento. Se puede minimizar este tipo de
puentes realizando un diseño simple de los edificios.
Los puentes constructivos son más fáciles de visualizar, pues es donde hay un cambio físico de
material, una brecha o un componente que pasa a través del aislamiento interrumpiendo la
continuidad del mismo. Un claro ejemplo sería el canto de forjado que interrumpe la capa de
aislamiento de la envolvente.

ponte térmico

Algunos materiales de elementos constructivos conducen mejor el calor que el aislamiento y forman un “puente” que permite que el calor se transfiera del interior hacia el exterior.

Son elementos susceptibles a constituir puentes térmicos:

  • Los marcos de las ventanas si son de aluminio o hierro y no disponen de rotura de puente
    térmico (rpt).
  • Los vidrios cuando son simples y muy finos.
  • Pilares embebidos en muros en contacto con el exterior. El acero y el hormigón transmiten
    más que el ladrillo.
  • El suelo de la vivienda en la zona cercana a la fachada exterior si el forjado la atraviesa.
  • El cajón de la persiana.
  • Unión de tabiques interiores con muros de fachada.

Los puentes térmicos constructivos generalmente se pueden evitar o minimizar con un diseño adecuado y una buena ejecución.

 

LOS PUENTES TÉRMICOS SON UN PROBLEMA

Principalmente, son un problema porque un edificio funciona peor térmicamente.
En climas fríos, esto significa, que el calor interior, a menudo generado por un sistema de calefacción,
se perderá a través de las áreas de la envolvente con menos aislamiento. Sin embargo, en climas
cálidos, un puente térmico permitirá que el calor exterior no deseado pase a través de la envolvente
hacia el interior del edificio, generando sobrecalentamiento.

Así pues, un mal funcionamiento térmico de un edificio crea riesgos de temperatura y humedad que pueden generar, a parte de la pérdida de confort, condensaciones superficiales, mohos y olores, pudiendo causar problemas de salud para las personas en el edificio.
Los puentes térmicos reducen la eficiencia energética de los edificios y incrementan el gasto en climatización.

El equipo de Quorania diseña sus edificios considerando la continuidad térmica desde el principio y escoge los materiales más adecuados para minimizar la conductividad de los mismos.

 

 

 

Foto destacada de: blog.caloryfrio.com

2020-04-23T11:37:57+00:0023 abril , 2020|