¿Vives en una casa sana?

No sólo las personas enfermamos, nuestros hogares pueden sufrir algunos altibajos en su salud por lo que debemos cuidarlos como si fueran un miembro más de la familia.

Pasamos largas horas en casa por lo que todo lo que ocurra en su interior puede llegar a afectarnos de alguna manera u otra. Nuestra calidad de vida, nuestro confort pasa por generar casas sanas, viviendas 100% saludables.

Y os preguntaréis ¿Qué tipo de trastornos puede sufrir tu querido hogar? Os recogemos 3 dolencias:

  • Mala Calidad del aire interior debido a una inadecuada ventilación i renovación del aire interior i la dispersión de tóxicos en suspensión procedente de parqués, mobiliario, pinturas….
  • Gas radón. Este en un gas que se origina en el subsuelo por la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior de la vivienda. Este gas acaba penetrando en nuestras casas a través de grietas, juntas de instalación mal selladas, u otros.
  • Contaminación electromagnética ocasionada por las tecnologías que tenemos en casa. Los ordenadores, los móviles, las antenas de telefonía propagan ciertas radiaciones que en algunas personas más sensibles les provocan cefaleas, insomnio, u otros trastornos.

Pero dejemos lo negativo de puertas para fuera y centrémonos en qué podemos hacer para conseguir casas sanas y confortables. En Quorania lo tenemos claro, todas nuestras construcciones están sujetas a los más altos estándares calidad y sanidad:

  • Garantizamos la renovación constante de aire mediante un extractor silencioso de bajo consumo con tres velocidades.
  • Tanto el sistema de climatización como el de ventilación permiten incorporar diferentes filtros para la polución, ácaros, etc …
  • Los conductos del sistema de climatización que instalamos garantiza la no proliferación de mohos y bacterias y facilita la limpieza interior de los mismos, además es un producto sostenible 100% reciclable.
  • Utilizamos pinturas ecológicas.
  • Nuestros parques son laminados libres de Formaldehído (compuesto químico).
  • Los aislamientos son de lana de roca.
  • Contamos con pavimentos fotocatalíticos en el exterior.
  • Construimos piscinas salinas.
  • Plantamos huertos de especies aromáticas.

Pero vosotros también podéis aportar vuestro granito de arena para que vuestro hogar sea un espacio saludable y libre de enfermedades:

  1. Intentar crear espacios luminosos, si es con luz natural mucho mejor.
  2. Utilizar bien los colores para mejorar el estado anímico.
  3. Hacer uso de textiles naturales para el sofá, colchas, alfombras, etc.
  4. Evitar que cables pasen cerca de la cabecera y a la hora de dormir desconectar todo.
  5. Si vuestra vivienda no dispone de ningún sistema de renovación de aire es importante ventilar la misma a diario.

Como veis en la gran mayoría de ocasiones no es necesario un gasto económico excesivo sino más bien aplicar cierto sentido común.

2019-03-18T10:58:19+00:0014 febrero , 2019|