Cómo prevenir la contaminación acústica

Si vivís en una ciudad, sabréis perfectamente los molestos ruidos de los coches, motos, obras, policías, aviones… Por eso nos gustaría tratar el problema de la contaminación acústica y cómo prevenirla pues al final puede ser indicador sobre el estado de salud de una ciudad y si ésta es sostenible o no.

 

¿Qué es la contaminación acústica?

Es la contaminación generada por un exceso de sonido y que altera las condiciones normales de las personas de distinta manera. Normalmente el 80% es a causa del tráfico, sobretodo del claxon. Le siguen las obras de acondicionamiento de la vía pública, los locales de restauración, los aires acondicionados…

tráfico

Afecta tanto a los humanos como a los animales. Según el servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos (NPS), la contaminación acústica aparte de tener un gran impacto medioambiental, tiene efectos en la vida animal. Además, aseguran que el ruido puede perjudicar en su reproducción, asimismo que la extinción de varias especies.

 

¿Qué consecuencias genera la contaminación acústica?

Las consecuencias de la contaminación acústica son varias, pero las más comunes suelen ser estas:

  • Perder la audición o escuchar esos pitidos en el oído que molestan mucho.
  • Llegar hasta tener ansiedad, estrés, agresividad, irritabilidad u otras actitudes psicológicas.
  • Sufrir un aumento de presión arterial, el ritmo cardiaco y la frecuencia de respiración.
  • Problemas de sueño, como insomnio, alteración del ciclo del sueño, somnolencia durante el día, déficit de atención o cansancio.

insomnio

 

¿Cómo prevenir la contaminación acústica?

Hay muchas maneras de prevenir la contaminación acústica, estas son algunas de ellas:

  • Evitar vehículos de motor e ir al trabajo o escuela en bicicleta o patinete eléctrico, así también contribuyes a usar un medio de transporte sostenible.
  • No abusar del uso del claxon, solo usarlo cuando sea necesario.
  • Si se puede evitar poner la lavadora, secadora por la noche o hasta la aspiradora, mejor, para así no molestar a los que están durmiendo.
  • Al acudir al ocio, ya sea de día o de noche, por civismo también, no hables muy fuerte ni grites.
  • Ajustar moderadamente el volumen de los elementos electrónicos, como el ordenador, televisión, altavoces, videoconsolas, etc.
  • Si tienes una mascota, procura que no moleste a los demás con sus ladridos o cualquier otra cosa.
  • Realizar obras en las horas que estén permitidas.
  • Etc.

Estas maneras de prevenir la contaminación acústica deben ser incrementadas en verano, ya que se suele haber más ruido porque las ventanas suelen estar abiertas y porque aumenta el ocio nocturno en las calles.

 

Aislad vuestro hogar

Aparte de prevenir la contaminación acústica con las distintas maneras que os hemos citado, podéis también aislar vuestro propio hogar, lamentablemente siempre habrá personas que no respeten y hagan una convivencia más difícil. También podéis evitar molestar a otras personas sin preocuparos del ruido que hagáis.

insomnio

Aislando la casa podréis vivir tranquilamente sin ningún ruido. ¿Cómo? Instalando paredes con capas de materiales que absorben el ruido como placas de yeso laminado o capas de lana de roca, que además aportarán aislamiento térmico. 

También podéis instalar ventanas insonorizadas, tienen doble acristalamiento, que dejan un pequeño hueco que es una cámara de aire que evita que se escuche el ruido del exterior. Nuestras viviendas cuentan con carpinterías de aluminio que favorecen al aislamiento tanto térmico como acústico, además de ser reciclables.

Estas obras suelen tener un alto coste, pero a la larga vale la pena. No solo por el ruido, sino, por vivir en un lugar sostenible y confortable. Para tener un hogar totalmente sostenible os recomendamos leer nuestro blogpost donde os detallamos los requerimientos para que una vivienda sea sostenible.

Otra manera a la hora de insonorizar tu vivienda es con alfombras que tienden a aislar. Si por desgracia te tocan vecinos ruidosos, puedes poner muebles en esa pared para amortizar lo máximo posible el ruido. 

ventilador

También está la opción de “maquillar” el ruido. ¿Cómo? Crear un ambiente tranquilo con sonidos tranquilizadores, una cascada que haga el ruido del mar o algún altavoz que esté configurado. En verano podéis encender el aire acondicionado o un ventilador y así también evitaréis el ruido exterior. Lo sabemos, a la vez se está creando un ruido… Pero es un ruido moderado, que además es agradable y los demás no escuchan (por ser moderado).

pared insonorizada

También existen dispositivos que cancelan el ruido, es decir, estos dispositivos tienen un elemento instalado que hacen señales anti ruido para eliminarlo totalmente.

Hay hasta ciudades donde tienen mapas de las calles más ruidosas para que las personas que quieren vivir en esa ciudad puedan valorar dónde instalarse en función del ruido de la zona. 

 

España es la séptima ciudad más ruidosa a nivel mundial. Entre todos deberíamos intentar minimizar nuestro impacto. Debemos tomar conciencia a nivel global sobre este problema pero es una gran realidad afecta seriamente a la salud de muchas personas.

 

2020-08-07T10:30:58+00:0019 agosto , 2020|