Cómo mantener la casa fresca ante las altas temperaturas

Mantener la casa fresca y bien ventilada es una de nuestras máximas preocupaciones en verano, sobre todo si vivimos con personas mayores o con niños pequeños, más sensibles a sufrir con las altas temperaturas.

Este año, además, nos estamos viendo afectados por una importante ola de calor que, según datos de la Organización Meteorológica Mundial podría repetirse hasta el año 2060 dada la evolución del cambio climático.


Y, aunque nuestra prioridad debe ser la puesta en marcha de medidas inmediatas para impactar de manera positiva en el medio ambiente y en el clima, también debemos saber cómo mantener nuestra casa fresca en épocas de temperaturas elevadas.

Construcción sostenible vs. construcción convencional

Uno de los errores más comunes en la construcción, tanto de viviendas como de otro tipo de edificios, es no tener en cuenta el clima a la hora de construir.
Precisamente por fallos graves en los aislamientos de cubiertas, suelos o fachadas, la mayor parte de las viviendas con una antigüedad superior a los treinta años se sobrecalientan en verano. Y lo verdaderamente importante no es la temperatura que alcance tu hogar, sino el de las personas que viven en él. Es fundamental crear un ambiente confortable que se ajuste a las condiciones óptimas para la salud de las personas.

Ventila tu casa por la mañana y por la noche

Ventilar cuando las temperaturas son más bajas, esto es, a primera hora de la mañana y también por la noche, es una buena forma no solo de bajar la temperatura de tu hogar, sino también de renovar el aire del interior y de evitar los malos olores de una casa cerrada. Abre las ventanas y también las puertas de todas las estancias para que corra el aire. De noche, puedes colocar mosquiteras para evitar la entrada de insectos.
A lo largo del día deberías hacer justo lo contrario. Cierra las ventanas y las puertas para que las altas temperaturas se queden fuera.

Usa materiales aislantes y textiles claros

Durante las horas de más calor dentro de casa, es conveniente bajar estores, persianas y cerrar cortinas.
Utilizando materiales aislantes puedes obtener un plus a la hora de bajar la temperatura e incluso pueden funcionar para disminuir el impacto acústico del exterior, con lo que tu hogar no solo estará más fresco, sino también más tranquilo.
Usa ropa de cama de lino o algodón, más refrescante para el verano, y cámbiala con frecuencia. Es un buen modo para dormir mejor ya que uno de los mayores problemas de las altas temperaturas en verano es que no nos permiten descansar correctamente.
Los textiles en colores claros también nos ayudarán percibir una sensación más fresca dentro de nuestro hogar. Si tenemos en cuenta la cronoterapia en la decoración, sabremos que los tonos verdes, amarillos y azules generan una sensación más refrescante en las personas.

No olvides refrescarte tú mismo

El incorrecto funcionamiento térmico de un edificio crea riesgos, no solo de temperatura, sino también de humedad. Esto supone una importante pérdida de confort dentro de la vivienda, así como la reducción de la eficiencia energética de los edificios. El resultado es un incremento en los gastos de climatización.
En estos casos debemos prestar atención al puente térmico, que son aquellas zonas de un edificio con menor aislamiento en relación con las áreas adyacentes. En los climas más cálidos, un puente térmico permitirá que el calor exterior pase hacia el interior del edificio, generando un sobrecalentamiento de nuestro hogar.
En Quorania diseñamos nuestras viviendas sostenibles teniendo en cuenta la continuidad térmica y eligiendo materiales aislantes térmicos y ecológicos para minimizar la conductividad de estos.

La gestión térmica en la construcción sostenible

El incorrecto funcionamiento térmico de un edificio crea riesgos, no solo de temperatura, sino también de humedad. Esto supone una importante pérdida de confort dentro de la vivienda, así como la reducción de la eficiencia energética de los edificios. El resultado es un incremento en los gastos de climatización.
En estos casos debemos prestar atención al puente térmico, que son aquellas zonas de un edificio con menor aislamiento en relación con las áreas adyacentes. En los climas más cálidos, un puente térmico permitirá que el calor exterior pase hacia el interior del edificio, generando un sobrecalentamiento de nuestro hogar.
En Quorania diseñamos nuestras viviendas sostenibles teniendo en cuenta la continuidad térmica y eligiendo materiales aislantes térmicos y ecológicos para minimizar la conductividad de estos.

Controla la temperatura de tu hogar y ahorra energía

El uso de electrodomésticos y luces artificiales generan un calor extra dentro de nuestra vivienda. Por eso, además de utilizar electrodomésticos eficientes, en verano es aconsejable hacerlo de noche y basar toda la iluminación de la casa en luces LED.
Un buen aprovechamiento de la luz natural también ayudará a regular la temperatura y confort de nuestro hogar.
Ojo con los aparatos que tenemos apagados pero enchufados, ya que en stand-by no solo continúan consumiendo energía, sino que generan calor. Desconéctalos de la corriente para bajar un poco la temperatura de tu hogar y ahorra energía durante el verano.

Soluciones de las viviendas sostenibles para controlar la temperatura

Las viviendas de Quorania se construyen basándose en criterios de sostenibilidad. Nuestra prioridad es el respeto al medio ambiente y también asegurar el menor consumo energético posible, por tanto, el menor gasto económico y de recursos.
Nuestras construcciones sostenibles se basan desde el minuto uno en un diseño de proyecto que atiende a la orientación, que aporta sistemas de protección solar y aislamiento que garantizan una mejor gestión de las temperaturas y también buscan minimizar la demanda energética. Nos basamos en la combinación de múltiples parámetros que nos permiten aportar soluciones constructivas eficientes como:

  • Cubiertas invertidas o tipo sándwich con aislamientos de alta densidad.
  • Ventilación cruzada para la regulación natural de la temperatura interior.
  • Zonas ajardinadas con especies autóctonas de hoja caduca, que protegen del sol durante el verano.
  • Ventanas con rotura de puente térmico y vidrios bajos emisivos para evitar pérdidas energéticas por cristales y perfiles
  • Grandes voladizos para conseguir zonas de sombra en verano.
  • Fachadas de color claro, con cámara de aire y doble aislamiento de lana de roca y barrera de vapor.
  • Sistemas de climatización eficientes, basados en fuentes de energía renovables e inagotables, como la aerotermia.

Una casa sana construida bajo los parámetros de sostenibilidad y respeto al medio ambiente será mucho más eficiente a la hora de gestionar la temperatura interior y que esta sea la adecuada para el óptimo confort de sus habitantes. Del mismo modo, con este tipo de construcciones sostenibles estaremos ayudando a detener las devastadoras consecuencias del cambio climático para nuestro planeta.

2022-08-01T12:43:40+00:001 agosto , 2022|